Fusión de pequeñas empresas. Aspectos a considerar.

En este último mes me ha surgido varias veces el tema de la conveniencia de la fusión de empresas o, sencillamente, dejarse absorber y quería compartir con vosotros algunas consideraciones al respecto.

Al final incluyo un llamamiento a los gobiernos para que revisen algunas de sus estrategias de fomento de empresas.

Por qué fusionarse

Reconocer la situación
Andrea Piascquadio

Esta sensación de presión en los precios y en el servicio que sentimos no es ni mas ni menos que un tema de productividad y sistematización que, a su vez, están íntimamente ligados al tamaño de la empresa.

Si nuestro tamaño es mayor podremos disponer de mejor equipamiento, personal mas especializado, de procesos de trabajo algo mas definidos, de un mejor control, de mejorar las compras y tendremos una ratio más razonable entre el personal directo y el indirecto. Nos aumentará la productividad y podremos ser mas competitivos en precios, respetando un margen razonable.

El segundo punto es que van aumentando imparablemente las exigencias administrativas y legales, normalmente pensadas para empresas grandes, que hacen que cada vez sea más compleja la gestión.

Cuando fusionarse

Perdonadme la generalización. Si tu empresa no va a alcanzar en un plazo razonable una plantilla de 6 personas trabajando medianamente de forma coordinada y tus resultados en los últimos tiempos han sido solo un poco más que de supervivencia, deberías plantearte esta opción antes de enfrentarte al desierto postcovit en el que nos vamos a adentrar (escribo esto en la Fase 2 de desescalada).

Con quien

De alguna manera buscamos a alguien con el que podamos convivir, no con el que nos tengamos que casar. Esto quiere decir; una empresa profesionalizada y organizada que nos asigne y respete un hueco y rol en su organización.

Si es una empresa muy personalista, con una organización basada en la confianza, esfuerzo, etc. más vale que busquemos otra pareja.

Hay que explorar puntos comunes que ofrezcan potencial de explotarse más eficientemente. Suele concedérsele mucha importancia al fondo de comercial, por ejemplo, que trabaje tú mismo segmento de mercado y tu le puedas aportar una especialidad en un nicho concreto, que se trabaje en mismo producto en segmentos diferentes, etc. aunque no hay despreciar el que se puedan racionalizar infraestructuras, o procesos etc.

Como mínimo todos tenemos los mismos problemas con la administración. Para duplicar el volumen de la gestión documental quizás solo necesitamos un 10 % más de costes administrativos o de dedicación de tiempo y alguna pequeña inversión.

Dificultades

La principal dificultad, especialmente en empresas pequeñas es el ego. Tendemos a sobrevalorar lo que nosotros aportamos y llevamos mal el ceder poder y que se nos establezcan nuevos controles. Esto esta muy vinculado a la profesionalidad ¿verdad?, no vamos por buen camino si anteponemos o ligamos nuestra autoestima a la importancia que tiene el que hagamos correctamente nuestro trabajo.

La segunda es la organización, hay que fundir los organigramas de ambas empresas, descabalgando a alguna persona y esto siempre es problemático y doloroso. Adicionalmente hay que tener en cuenta la multitud de “líneas” que el organigrama es incapaz de reflejar.   

La tercera, que bien puede ser la primera en algunos casos, es la cultura, es decir el conjunto de creencias que compartimos con nuestra gente y que nos llevan a lo que, en cada empresa, se considera que está bien, mal y como hay que comportarse ante determinadas cosas o situaciones.

Como hacerlo

Normalmente lo que nos lleva a tomar la decisión es que tenemos un problema de eficiencia que se proyecta al ámbito económico. Su nuestro objetivo se queda en este plano estamos condenados al fracaso, debemos de contar con un objetivo ilusionante que sea capaz de movilizar nuestro esfuerzo para salvar las dificultades que, obviamente habrá que superar.

Es dificilísimo, si no imposible, plantearlo y desarrollarlo bien sin la ayuda de una tercera parte que actúe de mediador o facilitador.

Llamamiento a la administración

En contraposición a las políticas para fomentar el emprendimiento, la transmisión de empresas, la internalización, la financiación, etc. no me consta que exista en España ningún plan que favorezca la fusión o adquisición de empresas, más allá de las acciones puntuales en las que se interviene para tratar de salvar un numero significativo de puestos de trabajo.

Supongo que es debido a que este tipo de operaciones conllevan reducción de personal y se piensa que responden unicamente a un interés economico de las empresas. No se valoran las implicaciones a nivel de pais que esto conlleva.

En Alemania estas estrategias se englobaban dentro de lo que se denominaba eufemísticamente “rationalizierung”. Y efectivamente reducen el empleo pero aumenta su calidad, estabilidad y salarios. Y probablemente a medio y largo plazo también tenga un efecto positivo sobre el empleo.

Yo creo que no se valora en su justa medida la repercusión que tiene en la calidad del empleo el hecho de que en España la media del tamaño de las empresas sea la mitad de las de Alemania.

¿Necesitas ayuda?

El empresario se enfrenta a un universo de problemas diferentes; rodéate de personas que te ayuden a resolverlos, en SECOT.org puedes encontrar directivos experimentados que te apoyarán desinteresadamente.

Mándame un email y hablamos …

Un abrazo.

  1. Salvador Minguijón Pérez
  2. Senior de SECOT – Seniors Españoles para la Cooperación Técnica.
  3. Asesor en Organización Empresarial y Mejora del Desempeño Profesional y de Equipos.
  4. Email: salvadorminguijon@salvador-minguijon.es
  5. Tel.: +34 649 49 17 70
  6. Skype: sminguijon
  7. Linkedin
  8. Blog