¿RELEGAS O RECUPERAS A LAS PERSONAS DE TU EQUIPO?

La vida es un escenario apasionante; a veces me toca desempeñar el papel de Walkiria, esas guerreras aladas que sobrevolaban los campos de batalla para recuperar a los mejores soldados caídos en la contienda.

En este caso se trata de Lola, encargada de producción, a la cual yo había conocido en los tiempos en los que era una persona clave en la empresa y ahora la encuentro dolorida, desesperanzada, incrédula, desmotivada, tóxica, …

Durante muchos años Lola había jugado un papel predominante con respecto a los otros dos encargados de producción, centrados en estar al tanto de los problemas que fuesen surgiendo y resolverlos lo antes posible.

Ella planificaba los turnos, asignaba las personas a los procesos, planificaba y controlaba la producción que prácticamente era siempre la misma. Al jefe de producción, antiguo jefe de mantenimiento, no le iba este tema y lo delegaba en ella.

Durante años todo discurrió como una balsa de aceite, adquirieron una habilidad extrema para la improvisación y las puntas de esfuerzo.

rechazoComo si fuese un mal sueño, un nuevo proyecto vuelve esta realidad del revés. Hay problemas técnicos, de capacidad, de información del cliente,… a los que Lola ya no puede responder con la información de que dispone y las habilidades que han ido desarrollando. Los resultados se resienten y tras la sustitución de dos directores de planta sin que se solucione el problema, le toca el turno al jefe de producción.

El nuevo jefe de producción asume entre sus funciones la planificación y el control de la producción y Lola se ve relegada al puesto de encargada, en paridad con sus compañeros, y asumiendo que su papel es ejecutar el plan de producción.

Nadie le dice nada, ni hay ningún tipo de explicación oficial; por su involucración y capacidad de reacción se había ganado el respeto de compañeros y trabajadores y la sensación de que la empresa es arbitraria e injusta se propaga como una mancha de aceite.

Nadie puede negar sus dotes de liderazgo y, poco a poco, paralelamente a como se va potenciando la figura de otro encargado, va asumiendo el rol de defender a los trabajadores de las decisiones sin sentido que emanan de la dirección.

Y, también poco a poco, se va dejando de contar con ella en las reuniones de producción.

¿Acaso yo o tú mismo, en esta misma situación no te sentirías dolorido, desesperanzado, incrédulo, desmotivado… ?

Esto es tan frecuente que algunos estudiosos de la motivación piensan que lo más importante (y casi suficiente) que tiene que hacer un ejecutivo con su personal es no desmotivarlo.

No, no es así. El antiguo director de producción logró que el desempeño de Lola brillase muy por encima de lo que cabría de esperar, aunque sea cierto que lo hizo porque el tema de la planificación no le gustaba y “abdicó” de sus funciones de tal manera que, a medio plazo, fue un desastre para él y para Lola.

Pero esto mismo se puede hacer bien, simplemente delegando correctamente. Hoy Lola vuelve a brillar… con la misma intensidad que sus dos compañeros… y el resto de la organización. Ha habido que realizar algunos ajustes pero ha merecido la pena para todos.

hormigas1Tenemos una gran responsabilidad con las personas que integran nuestro equipo para que se sientan comprometidas con la empresa y con la actividad que realizan.  Pueden ser el origen de nuestras mayores satisfacciones, disgustos, éxitos y fracasos.

El Coaching Empresarial y Ejecutivo es una magnifica herramienta para evitar o solucionar situaciones parecidas a las de Lola.

Salvador Minguijón, director en la delegación de Zaragoza.

¿Te dominan tus excusas?

El Coaching Ejecutivo y los objetivos. El cultivo de la voluntad.

Tendría que… pero ahora no. Si eso, acaso después…

Cuando haya……..

¿Te suena? ¿También tú oyes esta cantinela?

McLean postuló y la neurociencia lo ha confirmado posteriormente, que este tipo de mensajes lo recibimos de un trocito de cerebro que heredamos de nuestros antiguos ancestros. ¡Los reptiles!

Es un mensaje que nos viene muy de dentro y que tiene una voz parecida a la de Pepito Grillo.

Los reptiles tienen mecanismos muy sencillos de supervivencia, el principal es HUYE DE TODO LO NUEVO y el segundo, que es el que tratamos aquí, es HAZ SOLO LO IMPRECINDIBLE, trata de evitar cualquier movimiento que no esté orientado a comer, reproducirte o defender tu parcela.

Identificarás que el mensaje te viene de tu cerebro reptiliano cuando constates que los razonamientos que emplea son absurdos (es un cerebro muy poco evolucionado),  que realmente lo único que pretende es que evites hacer algo AHORA (no tiene noción del tiempo, así que solo se preocupa del momento presente, para él postergar algo para mañana es lo mismo que decidir no hacerlo) y que convence a puro de machaconeria.

Tu cerebro reptiliano tratará de protegerte para que vivas 1000 años aunque esto implique machacarte los primeros 200.

Así las cosas; ¿Qué poder de decisión tiene esta lagartija en tu vida? ¿Y en tu negocio?

Ahora es el momento oportuno de hacer las cosas que sabes que deberías haber hecho. ¡No mañana! ¡Hoy!. ¡Preferentemente en los próximos 20 minutos!

Bueno, si eso….mañana antes de las 10…

Psss, ¡A callar! Esto de los negocios no es cosa de lagartijas. ¡¡Voy a hacerlo YA!!

El momento que nos parezca oportuno casi nunca llegará y quizá mañana sea tarde.

El Coaching Ejecutivo y los objetivos están intimamente ligados, su objetivo es ayudarte a estar focalizado en tus objetivos y a tener la voluntad para desencadenar las acciones que te lleven a alcanzarlos.

Descubre como el Coaching Empresarial te puede ayudar a alcanzar sus objetivos

Salvador Minguijon

“TODOS NECESITAMOS UN COACH” Bill Gates.

“TODOS NECESITAMOS UN COACH” Bill Gates.

–        ¿Qué queee…? ¿Que una persona va a venir a hablar conmigo un rato y me va a decir lo que tengo que hacer….?

–        Bueno no…exactamente. Normalmente usted ya sabe las diferentes opciones de reacción que tiene. Nuestro Coach simplemente le ayudará a ver las cosas más claras y a decidir las acciones que debe emprender.

–        Llevo 40 años en el negocio. Nadie me va a enseñar nada a estas alturas. ¿Puede su Coach buscarme financiación? ¿Puede hacer que mis clientes me compren como antes?

–        Quizás pueda ayudarle a que usted pueda lograr esto.

–        ¿Me quiere decir que yo no sé hacerlo? Me está usted insultando…¿creen que soy tonto?

La conversación continúa 10 minutos y resulta infructuosa.  No hay nada que hacer “todavía”.  Quizá con el tiempo esta persona entienda que con la ayuda necesaria sus resultados habrían sido mejores o habría alcanzado sus objetivos de forma más rápida.

En el ámbito deportivo entendemos y asumimos perfectamente que la labor del entrenador o coach es primordial. Sin embargo, en el mundo de la  empresa todavía no se acepta esta figura. ¿Por qué? Estoy seguro de que todos los que se dedican a practicar un deporte de forma profesional, sienten pasión por él, pero…. ¿su grado de efectividad habría alcanzado los niveles que han conseguido sin ayuda?  No sería la primera vez que comprobáramos como un deportista o un equipo es capaz de ofrecer resultados muy distintos según quien sea su preparador.

Alcanzar resultados aceptables en una empresa puede ser suficiente para muchos pero unos resultados realmente buenos no se consiguen haciendo más de lo mismo durante más tiempo. La pasión, las ganas y el conocimiento de la empresa son necesarios y con el apoyo de un coach profesional se  mejora la efectividad en el desempeño y la productividad tanto individual como del equipo, se favorece el descubrimiento de  aspectos que pueden estar resultando invisibles en el desarrollo diario y ayuda a alcanzar mayor competencia en el devenir empresarial.

Contacta con nosotros y hablamos de lo que se puede hacer en tu caso particular.

Enlace a una de las conferencias de Bill Gates defendiendo los logros de un proceso de Coaching:

http://www.ted.com/talks/bill_gates_teachers_need_real_feedback.html