FORMACIÓN, MOTIVACIÓN Y ÉXITO EN VENTAS

¿Por qué la Formación unida a la Motivación da Éxito en Ventas?

Decía Victor Küppers en alguno de sus libros, que vender es fundamentalmente ayudar a la gente. Así mismo lo entiendo yo. Alguien tiene un problema y necesita a un vendedor que le proporcione una solución. Ciertamente, hay demasiada gente que se dedica a las ventas y que no encajan en esta tesis, pero no por ello es menos cierta.

Por ello, la venta, como el coaching, son profesiones que tienen la capacidad de mejorar el estado de ánimo de los demás. Es difícil imaginar que alguien se pueda deprimir porque le hayamos solucionado un problema, más bien al contrario. Podríamos incluso decir que un vendedor es una persona que se ocupa de hacer felices a los demás proporcionando soluciones a sus necesidades.

Trate de imaginar a mi amigo Alejandro, quien, dentro de unos días, estará frente al vendedor de una conocida relojería de Zaragoza. Dará el sí quiero a un flamante Longines Hydroconquest automático con bisel cerámico, a punto de levitar con su sonrisa de oreja a oreja en el colmo de la felicidad, mientras piensa “malditos y seductores Longines”.

 

Igual de fácil resulta pensar en ese vendedor, satisfecho de su actuación, orgulloso por el deber cumplido. Pero sobre todo con el premio añadido de verse una vez más, capaz de hacer felices a otros.

Podríamos buscar ejemplos más enrevesados, menos evidentes, pero siempre será un caso parecido. Una persona con capacidad para hacer que sus clientes se sientan mejor tras su visita y de obtener la grata satisfacción que ello conlleva.

Todo esto para decir que el trabajo de vendedor es uno de los que realmente vale la pena, de los que más satisfacciones generan a quien lo desempeña.

Ahora bien, es evidente que todo esto solo tiene sentido si se superan unos mínimos niveles de éxito. Nadie puede estar satisfecho ni motivado rebotando de fracaso en fracaso. Por ello, no deja de sorprenderme el desinterés de muchas empresas por formar convenientemente a sus vendedores.

Cuando imparto mi curso de productividad personal “De Gracián a Harada” siempre comienzo por la frase de Paul Meyer que dice que “La productividad nunca es un accidente. Es el resultado de un compromiso con la excelencia, la planificación inteligente y el esfuerzo enfocado”.

El éxito comercial tampoco es casual, sino el fruto de una planificación, estrategia y metodología que se deben aprender y perfeccionar con el paso de los años. Ni siguiera la experiencia es garantía de éxito. Somos muchas veces las personas que más años llevamos en ventas las que más tendencia tenemos a confiar en nuestra intuición y a saltarnos el método. No olvidemos que la Formación unida a la Motivación da Éxito en Ventas.

Por otro lado, es demasiado habitual encontrarse con empresas que desconocen que la mejora de las capacidades, independientemente de la profesión, es uno de los factores que más contribuyen a la motivación. El sabernos mejores que ayer, pero peores que mañana; y aquí, la formación es una clave imprescindible.

Por ello, quiero invitarte a 2 jornadas gratuitas pero muy interesantes que se van a impartir en el Campus Ibercaja de Desarrollo Empresarial:

Reserva tu plaza antes de que se agoten!!!

Juan Díaz, coach de negocios en Impulso Coaching de Negocios. Zaragoza.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.