LOS CONFLICTOS EN LA EMPRESA

Es imprescindible el compromiso de los miembros de una empresa con su trabajo, sus compañeros, su autoridad o con cualquier otra cosa que genere conflictos de intereses que hay que resolver.

JERARQUÍAS Y JEFES:

En las organizaciones fuertemente jerarquizadas el sistema que se emplea para resolver los conflictos es recurrir al jefe. ¡Nada más fácil! ¿verdad? Lo que sucede es que cada jefe puede suportar entre 5 y 10 colaboradores antes de colapsarse, por lo que resulta que necesitas un ejercito de jefes. ¡Muy caro! Y sobre todo ¡Muy ineficaz!

La información no fluye a la misma velocidad que lo hacen las solicitudes de decisión por lo que el jefe tenderá a tomar decisiones de poca calidad.

 

BUROCRÁTICAS Y SISTEMAS:

En las empresas burocráticas se recurre a los sistemas, procedimientos, protocolos o como quiera que les llamen. No ya para los procesos claves sino para muchísimas otras cosas. Ante cada nuevo conflicto generamos un protocolo de actuación. No está mal, si no perdemos el norte y lo que provocamos es una organización rígida. Para que os hagáis una idea de lo que hablo; los boletines oficiales en España generan 1,2 millones de páginas al año y Alemania solo 5.000. Y…  ¿a qué no adivináis en qué país es más previsible la ley? … ¿y en cual se respeta más? Era fácil ¿verdad?

 

REUNIONES POCO PRODUCTIVAS:

Las hay que caen en la reunionitis. Cada cambio, cada problema difícil, en resumen cada cosa que pueda generar conflicto hay que consensuarlo en equipo. Mejor pasarse por exceso que por defecto… Para los directivos es como si les pidiesen correr los 5.000 metros llevando un corsé; incomodo y poco operativo, pero …  es fácil acostumbrarte a no correr el riesgo de que te acusen de no haber decidido bien.

 

DESARROLLANDO HABILIDADES NEGOCIADORAS:

La cuestión es que la manera correcta de resolver los conflictos es que nuestra gente tenga habilidad para afrontarlos y solucionarlos. La aplicación sostenida de esta habilidad aporta un grado de madurez a la organización que se traduce en un mejor desempeño general.

Como todas las habilidades, esta de llegar a acuerdos en el trabajo para solucionar conflictos también se puede aprender. Es cierto que algunas personas parece que las tienen de origen, pero, con más o menos esfuerzo, todos podemos desarrollarlas.

¿Quieres trabajar con tu equipo el desarrollo de esta habilidad?

Contacta con nosotros, podemos ayudarte a CAMBIAR LOS MODELOS DE ORGANIZACIÓN Y GESTIÓN DE TU EMPRESA, sin que tengas que dedicar grandes esfuerzos, simplemente apoyando a tu gente para que tengan un mejor desempeño.

Un saludo.

Salvador Minguijón.    salvadorminguijon@impulsocoach.com

Delegación en Zaragoza de Impulso Coaching de Negocios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s