La mejor herramienta para mejorar la productividad y el compromiso del equipo: Tu realimentación

Acabado el año es el momento para reflexionar que tipo de realimentación sobre su desempeño van a recibir nuestros colaboradores.

¿Ninguno? ¿Por pereza?, ¿porque no sabes cómo hacerlo?, ¿acaso das por supuesto que sabe lo que tú piensas?, ¿o bien es que temes su respuesta?

Si no lo haces, no debes esperar que tu gente mejore su desempeño, si lo consiguen será motu proprio, … “a pesar de ti”.

Yo tuve una experiencia realmente reveladora y sorprendente en este sentido. Eran los tiempos en los que estaba tratando de promocionar mi patente sobre el pago de los seguros del automóvil en función de cómo se utilizaba el vehículo (lo que ahora se conoce como “Pay as you drive” o “Usage-based insurance”)

Pues bien, la primera compañía que lo empezó a implantar comercialmente fue Progressive; te suministraban un pequeño aparato que conectabas al vehículo y podían registrar tus frenadas, aceleraciones, velocidades, tiempos y … creo que nada más. Con estos datos extrapolaban tu nivel de riesgo y si bajaba de un cierto umbral te ofrecían un descuento.

Mensualmente se emitía un informe al cliente sobre su conducta al volante e invariablemente se observaba una reducción de su riesgo en los meses consecuentes. Era el efecto de la realimentación; en realidad estos clientes no eran conscientes de que la violencia de determinadas maniobras implicaban un alto riesgo.

Fue una gran sorpresa descubrir que podían influir en la manera de conducir de los clientes y verificar que después los clientes mantenían esta tónica de forma permanente.

Pero fue todavía más sorprendente el hecho de constatar que si retiraban el equipo supervisor tras unos meses de adaptación y estabilización (aprox. 6 meses), los clientes mantenían sus nuevas pautas de conducta al volante y su riesgo no se modificaba. De hecho, la póliza Snapshot que es como se denomina, está funcionando desde hace casi una década con un gran éxito.

Pues eso; si quieres que tus colaboradores “se conduzcan” mejor, es decir, con mayor compromiso, más participación y más abiertos a los cambios, no olvides darles realimentación. Preferentemente siguiendo un proceso formal de evaluación de desempeño porque esto te ayudará a que el mensaje sea más claro.

Es bueno que les digas tu opinión, pero muchísimo mejor que tengan claro cuáles son sus objetivos, que estos sean consecuentes y que dispongan del canal de información periódico sobre la evolución de los mismos de tal manera que ellos mismos se puedan generar su propia realimentación.

De estos y otros temas relacionados con el desempeño, el compromiso y la motivación hablaremos en nuestro próximo programa en Ibercide.

http://obrasocial.ibercaja.es/iniciativa-emplea/zaragoza/gestion-del-compromiso-de-tu-equipo-motivacion-individual-modulo-1

¿Te apuntas?

Ayudamos a las pequeñas y medianas empresas a mejorar el rendimiento de personas y equipos.

Salvador Minguijón Pérez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s