¿CUÁNTO ESTRÉS HAY EN TU ORGANIZACIÓN?

¿Controlas tu Estrés “malo” y tu estrés “bueno”?

El estrés es el modo como nuestro cuerpo reacciona a un desafío, es una respuesta fisiológica cotidiana y, en la mayoría de los casos, necesaria para conseguir un cierto nivel de desempeño profesional. En la empresa el reto o el peligro son algo permanente y consecuentemente debemos convivir constantemente con el estrés.

Estrés1 Un nivel o sostenimiento  del estrés en el tiempo puede provocar importantes modificaciones en el comportamiento de las organizaciones e individuos, condicionando radicalmente su desempeño.
Normalmente cuando hablamos de “ESTRÉS”  lo asimilamos a su connotación más negativa (distrés) que es la que nos provoca bloqueos, agresividad y un amplio abanico de disfunciones físicas y psicológicas.

Solemos olvidarnos del efecto positivo (eustrés), que nos estimula y que es un elemento necesario para ayudarnos a mantener nuestra capacidad de respuesta y la de nuestra empresa.

¿Conoces qué tipo de estrés estás soportando tú o tu equipo? Y lo más importante,

¿Qué puedes hacer para gestionarlo y controlarlo?

         ESTRÉS SIN CONTROL
            ESTRÉS  CONTROLADO
  • BAJA PRODUCTIVIDAD
  • ESCASO RENDIMIENTO
  • AUMENTO DE QUEJAS
  • ROTACIÓN DE PERSONAL
  • COSTES ELEVADOS
  • FALTA DE COLABORACIÓN

 

  • DESEMPEÑO MÁS PRODUCTIVO
  • MAYOR CREATIVIDAD
  • MEJOR CLIMA LABORAL
  • MAYOR COMPROMISO
  • EQUIPOS MÁS EFECTIVOS
  • AHORRO DE COSTES
  • RÁPIDA RESOLUCIÓN
  • FOCALIZAR OBJETIVOS COMUNES

Por lo tanto, no sEstrés2e trata de que evitemos el estrés, lo cual nos llevaría a ser muy poco competitivos, se trata de  CONTROLAR EL ESTRÉS EN LA EMPRESA y minimizar los efectos negativos sin perder capacidad de reacción.

 

En Impulso compartimos la creencia de que “La formulación de un problema, es más importante que su solución” (A. Einstein) y nos esforzamos en aplicar esta regla también en los aspectos más intangibles de la mejora del desempeño profesional de nuestros clientes. En realidad, sabemos que si identificamos bien el problema la solución suele ser obvia.

   Una correcta evaluación del estrés te permitirá conocer:

  • Las fuentes generadoras de estrés en tus colaboradores.
  • La competencia de tu equipo para estimularse positivamente con cada una de estas fuentes de estrés y/o incapacidad para asumirlo, con la consiguiente merma en su desempeño y calidad de vida.
  • Los aspectos de su conducta y de qué manera se verán afectados por el distrés (negativo)
  • Los rasgos del estrés que son comunes en tu organización y que, por lo tanto, manifiestan rasgos culturales u organizacionales, tanto positivos como negativos. 

Para ello usamos herramientas de parametrización que nos permiten acercarnos a la compleja realidad que se genera en las empresas. Detectarlo nos facilita desarrollar un plan de acción con medidas correctoras para optimizar el desempeño de las personas.

Cada día detecto en más empresas esta falta de control y por ello me gustaría invitarte a que conocieras una herramienta práctica e innovadora que te aportará la información necesaria para su controlInforme del Cociente de Estrés.

Puedes conseguir tu evaluación personal, sin ningún coste, si te inscribes en la jornada que impartiremos en el COLEGIO SALESIANOS, el día 9 de junio: “CONTROL  DEL  ESTRÉS  EN  LOS  MIEMBROS  DE TU EMPRESA.

Salvador Minguijón, director Delegación Zaragoza de IMPULSO COACHING DE NEGOCIOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s