EL COACHING EMPRESARIAL: Un gran descubrimiento – Por Josep Massó, Socio Director de TAX

La ayuda de un profesional externo (coach) para la planificación, seguimiento y control de la gestión empresarial, supone un gran valor para el empresario.

Cuando preguntamos a los empresarios que nos indiquen cuales serian sus principales problemas, inquietudes o hasta ilusiones, en la mayoría de los casos nos encontramos con una serie de respuestas que ya conocíamos o intuíamos: impagados, financiación, falta de implicación del personal, competencia… y un largo etcétera, que no nos resulta extraño toda vez que nosotros mismos en nuestros propios despachos lo hemos sufrido igualmente.

?????????????????????????Siempre ha sido para mí una inquietud constante la gestión de mi propio despacho entendido como una empresa: la gestión de las personas, clientes, recursos y conocimientos como pilares básicos del éxito de la empresa. Y esto que parece tan obvio resulta necesario en una actividad profesional que durante muchos años se había basado únicamente en el conocimiento y el crecimiento constante dentro de un entorno en el que los márgenes de explotación permitían no dedicar muchos esfuerzos en la gestión interna: los resultados lo permitían casi todo.

Pero esto ha cambiado desde hace unos años. La competencia en nuestro sector esta rebajando los precios de nuestros honorarios, y ello nos obliga a replantearnos la forma de trabajar (tecnología), la relación con el cliente (tiempo de dedicación) e incluso con nuestros colaboradores (retribución basada en la producción). Todo ello en un entorno en el que las distintas Administraciones Públicas se encuentran mejor preparadas en tecnología e información, exigiendo de nuestro despacho una constante mejora en la calidad de nuestros servicios.

Y es en este punto donde descubrí el “Coaching Empresarial” que resulta de aplicación tanto para la propia gestión de nuestros despachos, así como para iniciar una nueva oferta de servicios para nuestros clientes. Últimamente nos referimos a la necesidad de ofrecer a nuestro clientes “valor añadido” en nuestros servicios, para desmarcarnos o diferenciarnos de aquellos despachos que únicamente ofrecen las denominadas “comoditis”, tramitaciones básicas de declaraciones tributarias, seguros sociales y obligaciones formales que cada día se valoran menos.

Mediante el Coaching Empresarial podemos aportar a las empresas los siguientes beneficios:

  • Lograr los resultados deseados en lugar de buenas excusas.
  • Dar a la empresa o equipo de trabajo un claro rumbo hacia la efectividad.
  • Descubrir y aprovechar los recursos personales y/o profesionales latentes en cada uno.
  • Establecer un plan para llevar a cabo los objetivos y poder accionar con efectividad hacia ellos.
  • Aprender a transformar los problemas en oportunidades.
  • Utilizar adecuadamente la comunicación y producir cambios en la conducta personal.

El Coaching Empresarial nos permitirá afianzar la fidelización de nuestro cliente, aportándole soluciones a sus problemas y generando este “valor añadido” a nuestros servicios actuales.

Josep Massó

Socio director de TAX, cliente de Impulso Coaching de Negocios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s