¿Tiene tu empresa perfil para hacer un proceso de Coaching de Negocios?

En algunas ocasiones visitando a empresarios para presentar como trabajamos el coaching a través del dueño o gerente de la empresa me encuentro con la respuesta de “No necesitamos coaching porque ya trabajamos bien, nos va bien con lo que hacemos”

Sinceramente estoy segura de que es en estos casos cuando realmente el coaching tiene mejores resultados pero no puedo ni quiero persuadir a nadie de algo que realmente no cree en ello. Como en  otras muchas cosas en esta vida  para hacer coaching tienes que estar totalmente convencido, en caso contrario está encaminado al fracaso, y en Impulso queremos que trabajar con nosotros sea garantía de éxito seguro.

Sin embargo sí te puedo poner ejemplos de personajes que han hecho coaching y estoy segura de  que hacen las cosas bien,  Nelson Mandela, André Agassi. Donald Trump, Madonna, Oprah Winfrey, Rafael Nadal, Obama, Donna Karan, Julia Roberts, Bill Clinton entre otros muchos.

¿Por qué hacen coaching estas personalidades? En este enlace tienes la respuesta, nos la da Eric Schmidt, que por cierto, él también tuvo un Coach.

https://www.youtube.com/watch?v=3TYhHH_MquY[/embed]</p>

En este momento un entorno altamente competitivo y cambiante obliga a las empresas a renovarse continuamente y formar más que nunca a los trabajadores. Un equipo que tenga un gran conocimiento de sí mismo, personas con una profunda inteligencia emocional que sepan gestionar emociones e inquietudes. Un equipo que dé el  100% en su trabajo.

Por lo tanto el perfil de empresarios puede ser:

1.- Empresarios que están creciendo de forma muy rápida y necesitan tener de nuevo la empresa más controlada y organizada.

2.- Empresarios que antes les compraban y ahora tienen que ponerse a vender.

3.- Empresas que han tenido que reducir personal y se encuentra con un equipo desmotivado y a veces con miedo.

4.- Empresarios que saben lo que tienen que hacer pero en muchos casos les falta medios y herramientas.

5.- Empresarios que saben que tienen que hacer y cómo hacerlo, pero el día a día no le permite ponerlo en práctica y necesitan a alguien que les controle y les motive.

6.- Empresarios que lo que buscan es un acompañamiento de alguien que le confirme lo que él ya ha decidido. Un apoyo que les da más seguridad y confianza.

7.- Empresas con varios socios que poco a poco han empezado a distanciarse de su meta y quieren volver a remar juntos y en la misma dirección.

8.- Gerentes o dueños de negocios que quieren empezar a delegar más y dedicarse ellos a tomar decisiones.

9.- Empresas familiares, por poner un ejemplo planes de sucesión.

10.- Todo aquel que quiera mejorar aún más. Aquel que quiera seguir teniendo PASIÓN por su empresa.

Permíteme que te cuente un ejemplo real. Hace un par de semanas impartí un taller de “Como ser equipo y no grupo” en una empresa de Derio.

El taller salió estupendamente gracias a que todos estaban muy comprometidos con la empresa y fueron al taller con buena actitud y ganas de aprender. Cada asistente estaba totalmente convencido de la necesidad de dar un 100% todos los días en el trabajo. Eran además personas con ganas de mejorar. Hablamos de la zona de confort y todos anotaron en sus cuadernos como podían aplicarlo en su trabajo, en su día a día.

La empresa funciona bien. Las ventas son buenas y gracias al buen servicio han conseguido fidelizar un número importante de clientes, clientes fieles que además les referencian seguros de que la empresa no les va a dejar en mal lugar.

Después del taller me quede un rato hablando con Amaia y Carlos, dueños de la empresa.

Amaia y Carlos están muy comprometidos con su gente. Los dos aportan mucho valor con su alegría, entusiasmo y trabajo.

Sin embargo, Amaia está algo preocupada por Carlos. Ella piensa que él asume muchas tareas que podría delegar. Como consecuencia Carlos trabaja demasiadas horas y siente que está todo el día apagando fuegos. Amaia sabe que eso acaba pasando factura y quiere saber si el liderazgo podría ayudar en esta situación.

Carlos está de acuerdo. Es consciente de que tiene que aprender a delegar más. Cree en sus trabajadores, sabe que se esfuerzan que trabajan bien, y que  quieren mejorar. Se pregunta cómo podría  ayudarles más en su desarrollo profesional, sacar y relucir  el talento de cada uno de ellos. Además aunque muchas tareas que comienza las deja a medias, sin acabar. Eso es algo que está dispuesto a trabajarlo para que no sea así.

Los dos tienes perfiles muy parecidos. Son perfiles enfocados en las relaciones y en las personas. Tienen entusiasmo, imaginación y visión. Son asertivos y han conseguido con ello un buen ambiente en la oficina, quizás comenta Amaia nos falta algo de exigencia con ellos, creo que no aprovechamos todo su potencial

Amaia y Carlos han decidido en el taller trabajar el liderazgo tanto en su vida profesional como laboral. Están dispuestos a soltar tareas para que ellos puedan disponer de más tiempo para pensar sobre su empresa y tomar decisiones.

“En definitiva Meritxell, estamos contentos con los resultados de nuestra empresa, pero creo que podemos hacerlo mucho mejor”

“Si nuestro equipo está dispuesto a salir de su zona de confort, nosotros también” termina Carlos con una gran sonrisa.

Solo me queda una frase, que aprendí de una gran persona y un gran Coach, Ramón Gaztelu

“¿Cuando empezamos?”

 

Meritxell Jimenez-Eguizabal

Directora comercial – Zona Norte

Impulso Coaching de Negocios S.L

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s